Los errores son oportunidades para aprender…

Montessori vio que los niños tienen un gran deseo de dominar las destrezas de la vida diaria y de ser personas independientes. Pero muchas veces se ven frustrados por los adultos que piensan que harán un reguero/desastre, que pueden lastimarse o que requieren una gran cantidad de tiempo para practicar y aprender estas destrezas. Los niños cometen muchos errores cuando están aprendiendo. Montessori convirtió estos errores en oportunidades para aprender (lo que realmente son) incorporando el proceso de limpieza en las actividades/materiales y en otros creando un “control de error” para que el niño aprenda a corregirse. Montessori instruyó a los maestros a no hacer las cosas por los niños, dejando que ellos mismos hicieran el trabajo.

Ella dijo que está bien cultivar un buen sentimiento hacia el error, a tratar el error como compañero inseparable de nuestras vidas, como algo que tiene propósito, porque realmente lo tiene.

Entonces, mantengamos nuestras mentes abiertas a:

1. Que nuestros niños quieren y desean ser seres independientes. Observemos a nuestros hijos y cuando ellos quieran hacer algo por ellos mismos démosle la oportunidad para así hacerlo. Muchas veces esto requerirá que lleguemos tarde a nuestros compromisos, que tengamos que ir más lento en este mundo que va a la prisa. Pero, le prometo que su sentimiento será como el de los astronautas cuando llegaron a la Luna: un pequeño paso para usted, un gran salto para la independencia de su hijo.

2. Los errores son oportunidades para aprender. Lo dice María Montessori, lo dice Disciplina Positiva/Crianza respetuosa y hasta los emprendedores. No somos seres perfectos, necesitamos del error para aprender. Y si el error significa que se regó la pintura en el suelo o que el vaso de cristal se rompió, pues así será y sabremos que para la próxima ocasión debemos tener más cuidado y que debemos aprender a cómo limpiar o enmendar el error. Edison dijo que no fracasó, solo encontró 10000 que no funcionaban. No seamos injustos ni con nosotros ni con nuestros niños, seamos flexibles y aprendamos juntos en el camino.

Esta semana ten presente: “los errores son oportunidades para aprender”. Piénsalo, practícalo y observa como cambió tu ambiente. Si quieres déjame saber como te fue; tu testimonio puede ser de gran ayuda para otros.

Categories: BLOG

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *