fbpx
Muchas veces cuando hablamos de educación se nos olvida una parte fundamental y es el espacio. El espacio juega un rol muy importante en el aprendizaje se debe considerar la luz apropiada, los colores, y hasta los asientos. Te invito a que reflexiones: ¿cómo te gusta estudiar? ¿qué haces mientras lees o tomas un curso online? ¿Trabajas desde el escritorio o desde el sofa? ¿Estás encerrada en una oficina sin vista o tu escritorio está cerca de una ventana? ¿O prefieres trabajar en un ambiente más libre por ejemplo desde el patio?
Con los años hemos aprendido como los entornos trabajan para nosotross, es tiempo de que le brindemos la misma oportunidad a nuestros niños. En una ocasión tuve una estudiante que le gustaba sentarse en el piso a tomar la clase. Antes de entrar en una guerra de poder, de exigirle que se sentara en su asiento, busqué información para poder llegar a un “happy medium” y descubrí esto que le llaman “flexible seating” o asientos flexibles. Llegamos a un acuerdo, y se le proveyó un lugar desde donde ella podía hacer su trabajo de una manera cómoda, accesible y en orden y no necesariamente desde su asiento. En casa, estamos aprendiendo lo que más nos gusta. Yo, prefiero estar de pie mientras escribo este “post”, por ejemplo, así que me encuentras trabajando desde la barra en la cocina. Las niñas estudian en el piso, o en la mesa. Ellas aún están definiendo lo que más les gusta. Mi trabajo es proveerle las herramientas para que vayan descubriéndose y tomando decisiones que les ayudarán en el futuro.
Finalmente, ¿qué son los asientos flexibles? Los asientos flexibles en el entorno escolar son interpretados como la capacidad que tiene el estudiante de elegir diferentes opciones de asientos que se adapten mejor a su estilo de aprendizaje. Reflexionemos cómo y por qué debemos de aprender más acerca de esta alternativa y cómo podemos implementarla en casa.  ¿Qué hay detrás del flexible seating?
Motivación a través de la elección: Los seres humanos están más motivados para completar una tarea cuando tienen una opción (es decir, el control) sobre la tarea. Este no es un nuevo concepto en el comportamiento de los estudiantes -gran parte del formato de disciplina amor y lógica enseña a los adultos a evitar las luchas de poder con los niños al ofrecer opciones.
Satisfacer las necesidades de los estudiantes: Algunos estudiantes tienen tendencia a moverse, algunos rebotan, algunos oscilan, y algunos se sientan con la postura perfecta. Los asientos flexibles permiten que los estudiantes se sientan físicamente más cómodos mientras están aprendiendo.
Metacognición estudiantil (“metasitting”): Ahora que los estudiantes tienen sus necesidades físicas satisfechas y están más motivados para aprender, pueden empezar a reflexionar y considerar los diferentes asientos y cómo les gustan. Se pueden preguntar: “¿Qué factores ambientales te ayudan a aprender mejor?”
¿Cómo lo podemos poner en práctica?
Puedes utilizar:
Pelota de ejercicio: Estas pelotas permiten que un estudiante rebote y se mueva, lo que puede ayudar a mantenerlos más enfocados.
T-Taburete: Estos se pueden comprar, pero para aquella persona que tenga conocimiento en carpintería, puede hacer este también, no es difícil. Los T-Taburetes son mucho más rígidos que las pelotas de ejercicio, pero tienen el mismo tipo de efecto que los estudiantes son capaces de equilibrar en ellos con el fin de aumentar el enfoque.
Escritorio de pie
Mesas más bajas: Los estudiantes son libres de moverse y moverse en el piso, menos distracción – y usted va a hacer lo mismo en un escritorio convencional.
Adaptaciones de escritorio: Hay otras maneras de modificar un escritorio para ayudar a los estudiantes.
El cojín wiggle, que imita la sensación de la pelota de ejercicio. Y para aquellos que no quieren sentarse, puede ser posible levantar los escritorios en su aula y utilizarlos como escritorios de pie.
En casa tenemos las bolas de ejercicios. El tamaño es muy importante pues ambos pies deben estar bien apoyados en el suelo. El tamaño que les compré es de 45cm y la mía es de 65cm. También, usé esos tubos de piscina (que son como flotadores) para crear una base para evitar que las bolas rueden y hacerlas más estables.
La mía es viejita porque la usé mientras estaba embarazada. Durante mis embarazos usé la bola de ejercicios para sentarme en casa y en la oficina porque me ofrecía ayuda para el dolor de espalda además de que ayuda a ejercer los músculos del suelo pélvico.
Luego te cuento cómo nos va con el cojín wiggle porque aún no nos ha llegado. Y tú, ¿cómo estudias y trabajas? ¿Qué utilizas en tu hogar? Te leo, Un abrazo. Lexa.
Fuente:

Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

RSS
Follow by Email
Instagram